LA FINALIDAD DE LA VIDA


 
 

La personalidad humana es una herramienta que la vida universal ha hecho para sí misma. Cuando comprendemos esta verdad y actuamos de acuerdo a ella experimentamos como consecuencia la satisfacción de todo requisito personal para una vida completa y feliz. De ahí que el verdadero misticismo, el verdadero ocultismo, la verdadera religión y la verdadera ciencia tienen todos uno y el mismo propósito. Pretenden realizar al mas alto destino del hombre y este destino es el completo control de toda condición de medio ambiente.